Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenidos relacionados con sus hábitos de navegación. Si continúa con la navegación, consideraremos que acepta este uso. Pulse aquí para cambiar sus preferencias u obtener más información.ACEPTAR

CANTABRIA LABS - IRALTONE

La caída capilar es un fenómeno natural que ocurre de manera cíclica permitiendo renovar todo el cabello y el vello de nuestro cuerpo. No obstante en ciertas situaciones la caída capilar puede incrementarse debido a múltiples factores, desde la predisposición genética, alteraciones hormonales, alteraciones en la dieta o incluso asociada a situaciones de estrés emocional o cambios estacionales.

Si tú también presentas una caída capilar más abundante de lo habitual, te recomendamos visitar a tu especialista para que te diagnostique y te indique la mejor forma de combatirla.

Si quieres saber más sobre la estructura del cabello y la caída capilar, te recomendamos que eches un vistazo a esta sección.

LA ESTRUCTURA DEL PELO

A pesar de la gran variedad de formas y colores del cabello, la estructura básica del pelo es a rasgos generales muy similar para todos nosotros.

Cada pelo está formado por dos partes esenciales y bien diferenciadas: el bulbo, alojado en la piel que es la región metabólicamente activa del cabello y el tallo, la parte visible que presenta multitud de formas y colores dependiendo de su estructura molecular y la cantidad y tipo de melanina que contiene.

EL CICLO DEL PELO

El cabello no es una estructura estática sino que está en constante movimiento: el cabello nuevo es generado a partir de las células presentes en la papila dérmica, crece durante algunos años y finalmente detiene su cabello y cae para dar lugar a un nuevo pelo. El ciclo celular consiste en tres fases principales consecutivas:

El ciclo del pelo es independiente para cada uno de los folículos activos lo que permite tener cada pelo en un estadio diferente de desarrollo y mantener una densidad capilar más o menos constante. la alteración de la duración de cada una de estas fases puede dar lugar a ciertos tipos de alopecia.

La caída capilar es, por tanto una consecuencia natural del ciclo del cabello. Se estima que una caída normal oscila entre 50 y 100 pelos al día.

FACTORES IMPLICADOS EN LA CAÍDA DEL CABELLO

Existen muchos factores implicados en una excesiva o caída capilar o asociados a una mayor fragilidad del cabello:

CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE ALOPECIA

La alopecia androgenética (AGA) es el tipo de alopecia más frecuente en hombres y mujeres.
Hay muchos factores implicados en en inicio y desarrollo de AGA, siendo la predisposición genética uno de los más relevantes. Este tipo de alopecia está causada por la actividad de un enzima (una proteína) presente de manera natural en el cuerpo, la enzima 5-alfa-reductasa que convierte la hormona testosterona en un derivado de esta llamada dihidrotestosterona (DHT), responsable de la miniaturización o adelgazamiento del cabello. esto provoca una menor densidad capilar que resulta evidente con el paso del tiempo y que puede conducir a una pérdida total de cabello en las áreas afectadas.

El comienzo de la pérdida capilar puede comenzar desde la adolescencia y progresar hasta alcanzar a un 50% de la población masculina de 50 años y hasta un 40% de la población femenina de a partir de 70 años.

POBLACIÓN AFECTADA POR LA CAÍDA DEL CABELLO

La alopecia androgenéitca (AGA) es la causa más común de pérdica capilar en ambos sexos. Además puede afectar a la calidad de vida de aquellos que la padecen por su impacto psico-social.

De acuerdo a los estudios realizados por Hamilton (Hamilton JB. Patterned long hair in man; types and incidence. Ann N Y Acad Sci. 1951;53:708–728), a la edad de 30 años el 30% de la población masculina presenta AGA, alcanzando a un 50% a la edad de 50 años.

En el caso de las mujeres, un 40% presentan este tipo de alopecia a los 70 años de edad.

EFLUVIO TELÓGENO

El efluvio telógeno (TE) agudo es un tipo de alopecia caracterizada por la pérdida aguda de cabello en un periodo no superior a 6 meses. Si la duración a este periodo de tiempo, se tratará de un efluvio telógeno crónico. Las mujeres de entre 30-60 años son el colectivo más afectado por este tipo de caída capilar excesiva.

En algunos casos hay algún factor desencadenante tal como estrés emocional, dietas restrictivas, alteraciones hormonales, parto que suelen ocurrir de 2 a 4 meses antes del inicio del efluvio.

En un episodio agudo, del 20 al 50% de los cabellos pasan de manera prematura de la fase de crecimiento a la de reposo para después caer.

Frecuentemente, la resolución del factor estresante permite el retorno al ciclo normal del cabello.